Personal Jesus

Soy melómano, mi vida gira en torno a la música. A veces más a veces menos; cuando hay oportuinidad cito frases de canciones o también comienzo a recitarlas cuando alguien llega a mencionar una frase que esté en alguna melodía. Nunca había escrito acerca de una pieza en particular ni mucho menos expresar su significado, me atreví porque escuché a alguien cercano estar triste por el sufrimiento de una persona amada.

Continuar leyendo “Personal Jesus”

Random Typing: El mundo del revés

Crecí en una época de personajes eternos, el primero de ellos era Santos, mi tío, un hombre que al parecer era el estereotipo visual de los adultos de los 80 en México, siempre de traje, lentes enormes y saludando con propiedad hasta al niño más ignorante e irrespetuoso, él sobrepasando los 100 años, falleció este año, aún así siempre se le vi idéntico, jamás dejó de vestir trajes ni usar lentes enorme; curiosamente mi papá solía vestirse como mi tío cuando él tenía mi edad, usualmente sin los sacos, era curioso porque se trataba de un patrón repetitivo; no sólo eso pues, por un lado, Jacobo Zabludovsky, el "dinosaurio de las noticias", en la televisión se parecía también a mi tío, incluso Raúl Velasco, el conductor de Siempre en Domingo, tenía la misma apariencia.

Continuar leyendo “Random Typing: El mundo del revés”

La ira no es el camino

Muchos planteamientos hay acerca de qué es la felicidad, mientras que algunos creen que es la meta de nuestra existencia otros afirman es el camino a tomar para poder vivir, yo personalmente no sé qué creer, no sé si es acertado considerarle como vía o meta. En mi visión del mundo, puedo afirmar qué no es meta lo que le convierte en vía, por lo tanto, la ira es el sendero equivoco que nos hace perdernos los momentos más hermosos que hay a nuestro alrededor. Incluso puedo afirmar que quienes padecen de enfermedades psicológicas como alexitimia o distimia tienden a "viajar" por un lugar errado.

 

Continuar leyendo “La ira no es el camino”

¿Perdón? ¿Disculpa? ¿Lo siento?

Considero que mi forma de ver el mundo es distinta, y para muchos otros: distante. He ido haciéndome consciente de las palabras y frases que utilizo para expresarme, buscando siempre la mejor forma de hacerlo, es ese el motivo principal del porque escribo, decirle a los demás como es que pienso, como estas ideas mías me han ayudado a ser feliz. En esta ocasión la reflexión es directa con respecto a lo que el perdón y pedir disculpas significan para mí.
 

Continuar leyendo “¿Perdón? ¿Disculpa? ¿Lo siento?”

Historias del camión: El Corrientito

Sin duda alguna, esta sección una de las que más me divierten pues es una serie de relatos de las vivencias que me ocurren cada vez que me subo al transporte público. Aquí es descrito lo inusual de cada viaje, incluso cuando éste tan sólo dura un par de minutos. Si bien la narrativa está un poco revuelta es la forma en que yo percibo lo que ocurre y, que quede claro, se trata más de una narrativa y no de una queja o crítica contra quienes son mencionados aquí.

¡Bienvenido!

Continuar leyendo “Historias del camión: El Corrientito”

Sobre existir…

Esta es una historia acerca de mí, no sé si muy general o muy descriptiva, pero mía. Más que compartir la filosofía, creencia, idealismo o como gustes llamarle, que me guía, que me sirve para vivir el día a día, es para contarte por qué mi trabajo ha influido en mi felicidad y cuales son mis fundamentos para dicha afirmación.

Continuar leyendo “Sobre existir…”

¿Madurar? ¿Yo? ¡Jamás!

El hecho de que todos tengamos un modo de ver el mundo distinto es lo que nos hace ser quienes somos (en conjunto, como sociedad), por eso tener conceptos e ideas distintas entre nosotros nos complementa. Este pensamiento que comparto está orientado a una idea que he fijado muy firmemente en mi cabeza, relacionada con lo que solemos llamar madurez y por qué para mí no es tan importante. Suelo ser extremadamente ridículo cuando ando en la calle o estoy en el trabajo, no tengo un motivo en particular más allá del ser yo mismo, y aún a pesar de eso, puedo llegar a ser muy serio. ¿Quieres saber por qué soy así? ¿Por qué para mí "madurar" no es importante? ¡Estás de suerte! Te lo voy a contar.

Continuar leyendo “¿Madurar? ¿Yo? ¡Jamás!”

La moda de “ayudar”

Aunque hay gente allá afuera fingiendo ayudar, la realidad es que no existe tal moda, pero debería (al menos como la he de describir). La historia completa comienza con el hecho de que hace tiempo me mudé a Guadalajara, una ciudad bastante grande y, cómo cualquiera de su estilo, la gente tiende a tener poca confianza con los extraños, convirtiendo a la ayuda en un lujo que sólo hacen algunos pocos (el lujo es para los ayudados, para ser claros); en cierta medida es normal esta situación, en mi opinión no debería ocurrir.

Continuar leyendo “La moda de “ayudar””